No dejes

No dejes que olvide
que Tú nunca me olvidarás
ni dejarás de amarme.
No dejes que me rinda
cuando el peso de mis pecados
no me deje levantarme.
No dejes que piense,
aunque todo me vaya bien,
que yo sola puedo bastarme.
No dejes que te ofenda.
Acógeme en tu pecho amigo
donde nada me detenga.
Sé Tú mi camino
y sé Tú toda mi fuerza.
¡Invade este corazón,
Bondad infinita, perfecta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s