XXXVIII

Esperar en ti,
ésta es mi ocupación.
Mientras tanto: como,
trabajo, duermo, viajo,
y hago de tripas corazón.
Te espero, en ti,
porque aunque no te veo
te intuyo, te palpo, te rezo,
y sé que habitas algo
dentro de mí.
Esperar en ti,
en esto consiste mi vida.
En irte descubriendo
y adivinando y abriendo
en una espiral infinita.
Te espero, por fin,
porque hay algo –frenesí ciego-
que hacia ti me tira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s