Tarde de octubre

Tina

 

Afuera está lloviendo.
El gato ronronea
junto a la chimenea.

Los niños entran riendo.
Me pongo una película
de comedia ridícula.

Silencio y chapoteo.
Y tumbada en un blando
sofá espero jugando.

El día es gris y feo.
Se derriten los hielos
como pequeños cielos.

El trueno truena allá.
Bajo la manta estoy sola.
Bebo a sorbos coca-cola.

No. Él nunca volverá.
Y sigo viendo la tele.
Parece que ya no duele.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s